20 septiembre, 2015

Fraternidad

baals-bridge-square Fraternidad: 1.- “Unión y buena correspondencia entre hermanos o entre los que se tratan como tales”. 2.- “Hermandad”.

La Fraternidad, en su primera acepción, nos lleva a planos de amistad, solidaridad, compañerismo, hermandad…….Juntamente con la Libertad e Igualdad, forma parte de la trilogía Masónica por excelencia.

La Fraternidad es uno de los más antiguos ideales de ciertos grupos Humanos que, libres de prejuicios, han logrado comprender la necesidad de compartir el planeta en justicia. No se trata de una llamada exclusiva a los buenos sentimientos; más bien es una relación bilateral y espontánea con otro ser humano, respetando siempre las diferencias existentes.

En cuanto a la Fraternidad entre Masones, ésta se reviste de un carácter especial por los factores en ella presentes: la primera (humanidad) común a todos los seres humanos; la segunda (Hermandad) por lo especial de una “relación” fraterna basada en la pertenencia a una misma Orden Iniciática que busca metas comunes y con una determinada metodología que nos une en la Búsqueda y el Trabajo.

Nosotros, Francmasones, formamos una gran familia  universal, en la que todos nos sentimos hermanados por el vínculo del común origen y meta. La fraternidad nos lleva a la hermandad comprometiéndonos con la “unidad” de la Orden y de la Humanidad como última destinataria de nuestro mensaje Masónico. La fraternidad, además, está íntimamente relacionada con los conceptos de justicia, armonía y entrega, necesarios para el pleno desarrollo del género humano.

Como una de las manifestaciones del amor, la Fraternidad no puede exigirse: se da o se entrega.

La realización del ideal Masónico, conduce directamente a sentirnos fraternos, no solamente con nuestros hermanos; sino también con todo el Género Humano (unidad de origen y destino).

Somos la Obra del G.·.A.·.D.·.U.·. o Principio Universal de Vida y, en este origen único, reside nuestra “unidad” como Seres Humanos. Como Masones, tenemos que luchar para convertir esta unidad en universal.

Como lógica consecuencia de lo anterior, no puede comprenderse que algunos HH.·. argumenten o elaboren tesis encaminadas a “impedir” que la mujer se integre (en igualdad de condiciones) en nuestra Orden. Sus “argumentos” están radicalmente en contra de la citada “unidad” del Género Humano; de Los Derechos Humanos y de los principios constitucionales de nuestro propio país, sin olvidarnos de la Libertad y la Igualdad que siempre propugnamos.

El concepto de Fraternidad, en la Masonería, aparece a partir de la Revolución Francesa, sustituyendo a la “equidad”.

A veces, resulta muy difícil llevar a la práctica la Fraternidad. A pesar de nuestros esfuerzos y lucha por lograrlo, los prejuicios nos atan y condicionan. La diversidad (aparentemente distorsionadora de la realidad) de razas, religiones y culturas existentes, no siempre nos facilita el ejercicio de la Fraternidad con nuestros semejantes.

Los Masones sabemos que la “unidad” del género humano no es el producto de un idealismo trasnochado, sino una realidad objetiva, puesto que todos somos producto de un mismo origen y destino. El género humano tiene la necesidad perentoria de comprenderse y tolerarse…..Estamos condenados a entendernos (o las consecuencias futuras serán de una dimensión imprevisible) como miembros de una universal familia. La Masonería, no es más que el embrión de esta Universal Fraternidad entre los miembros de la raza humana.

Q.·. H.·. Keltoy (Or.·. eterno)

Share on Facebook0Email this to someoneTweet about this on Twitter0